Alcazaba de Badajoz.

Alcazaba de Badajoz.

En la parte más al oeste de la Península Ibérica y colindando con el vecino país de Portugal y también en su parte norte con Cáceres, se encuentra la comarca de Tierra de Badajoz, en la provincia homónima. Sus más de 180.000 habitantes se reparten, si bien es cierto que no de manera equitativa, entre los nueve municipios que constituyen esta comarca. Estos son: Alburquerque, Badajoz, La Albuera, La Codosera, Pueblonuevo del Guadiana, San Vicente de Alcántara, Talavera la Real, Valdelacalzada y Villar del Rey.

El río Guadiana toma una gran importancia en esta comarca, puesto que su paso por estas tierras conlleva que aquí se cultiven campos de regadío de los que se obtienen una amplia y sabrosa variedad de productos de la huerta como pueden ser tomates o pimientos, además de maíz y frutales.

Sin lugar a dudas Badajoz es la población más importante de la comarca y es una ciudad donde es posible encontrar todo tipo de servicios, para proveer a sus habitantes y a los de los lugares cercanos, de todo tipo de comodidades. En Badajoz el pequeño comercio y las tiendas de barrio se mezclan con grandes almacenes y con los locales de las conocidas firmas internacionales. Quien se acerca hasta aquí no puede dejar de visitar edificios, iglesias y lugares de interés como la Alcazaba, la Plaza Alta, el Ayuntamiento, la Casa Puebla, los puentes sobre el Guadalquivir o la Catedral de San Juan Bautista.

Muy significativa es la gastronomía que puede degustarse a lo largo de toda la comarca. Algunos de sus productos más típicos son reconocidos por todo el territorio español, encontrándose en este grupo de elegidos, el gazpacho extremeño o la más que famosa chacinería (que se realiza con la matanza del cerdo). Los dulces que cobran más importancia son los bollos de Pascua de Villar del Rey o las perrunillas y los jorillos de San Vicente de Alcántara.

Puede encontrar hoteles baratos en Tierras de Badajoz en este enlace.

Share