Nuestra Señora de Candelaria.

Nuestra Señora de Candelaria.

Situada en la parte este de la isla de Tenerife, y muy próxima a su capital, la comarca de Güímar se caracteriza principalmente por el valle que le da nombre, en el que se encuentran los tres municipios que la forman: Güímar, Arafo y Candelaria.

Esta comarca ha tenido desde siempre muchos recursos hídricos, algo fundamental en la isla, lo que marca su economía, básicamente agraria. Son muy importantes los cultivos de plátano en la zona costera, que se dedican prácticamente íntegros a la exportación. También tiene relevancia la extracción de áridos, que ha modificado el paisaje de una forma muy llamativa.

El litoral de esta comarca casi no presenta acantilados como en otras zonas de la isla, lo que favorece la aparición de playas, aunque de arena negra y piedras debido a la gran cantidad de rocas de la costa. Aun así, esta zona también se ha visto favorecida por el turismo en los últimos años, con la aparición de nuevas edificaciones destinadas a acogerlo, y un cada vez mayor turismo rural.

Como por toda la isla, hay Espacios Naturales Protegidos, como el Parque Natural de la Corona Forestal, al mayor del archipiélago, o el Paisaje Protegido de Siete Lomas. La actividad volcánica de la isla se puede contemplar en la Reserva Natural Especial del Malpaís de Güímar, ya que esta zona se encuentra formada por un cono volcánico reciente y su campo lávico que se extiende hasta el mar.

En cuanto a los lugares de interés de la comarca, destaca el municipio de Candelaria, ya que es aquí donde se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de Candelaria, que acoge a la patrona de Canarias, una talla de la virgen conocida como La Morenita. También son interesantes de conocer la Cueva de San Blas y la Cueva de los Camellos, excavadas por la erosión marina y que ya eran utilizadas por los antiguos guanches.

Puede encontrar hostales baratos en Güímar en este enlace.

Share