Vista del puerto de Ciudadela.

Vista del puerto de Ciudadela.

Menorca es una pequeña isla Balear que alberga rincones maravillosos, lo que hace que se esté convirtiendo en un lugar cada vez más elegido por el turismo.  En ella podemos encontrar la Comarca de Ciudadela, compuesta por cuatro municipios: Ciudadela, Es Migjorn Gran, Ferrerías y Mercadal. Todos ellos se encuadran en la denominada Tramontana.

En Ciudadela merecen una visita los restos arqueológicos que pertenecieron a la cultura talayótica, siendo la construcción más conocida la denominada Naveta des Tudons, que tiene un carácter funerario. También merece la pena callejear por sus estrechas calles hasta llegar a la Catedral, pasando por la Plaza del Born, o calles como Ses Voltes y Que no pasa. Sus playas son un importante atrayente para los turistas. Algunas de las urbanizaciones más exclusivas de la isla se encuentran alrededor de calas pequeñas. Quien haya visto una postal o imagen típica de Menorca seguramente habrá podido disfrutar de la belleza de Cala Turqueta, Macarelleta o Macarella, donde la arena blanca convive con los pinos y las aguas de color turquesa.

En Ferrerías hay que parar para visitar el Castillo de Santa Águeda. Aquí residieron los últimos moros que habitaron en la isla. Cuenta la leyenda que un príncipe moro bajaba a lomos de su caballo con tanta velocidad que al frenar clavó sus pezuñas con tanta fuerza que dejó las huellas de su herradura sobre una piedra.

En el término de Mercadal, en las faldas del Monte Toro, el más elevado de la isla, se encuentra el Santuario de la Virgen del Toro, que es la patrona de la Isla de Menorca.

Tras separarse de Mercadal, Es Migjorn Gran se convirtió en un municipio independiente y cambió su antiguo nombre de San Cristóbal. Sus playas gozan de una reconocida reputación y son visitadas anualmente por miles de turistas.

Puede encontrar hostales baratos en Ciudadela en este enlace.

Share