Embalse de Mequinenza.

Embalse de Mequinenza.

Entre la parte este de la provincia de Zaragoza y la zona meridional de la provincia de Huesca se encuentra la comarca del Bajo Cinca. Es una zona que nos transporta al pasado, gracias al gran número de restos de construcciones de origen medieval. Iglesias, torres, castillos, dan buena cuenta de ello. Todas ellas repartidas entre los municipios de Fraga, Ballobar, Chalamera, Belver de Cinca o Candasnos. Poder disfrutar de su belleza es un regalo para los sentidos.

Una de las localidades más conocidas de la comarca del Bajo Cinca es Mequinenza y gran parte de su fama se la debe al embalse que lleva el mismo nombre. El pueblo que existe actualmente no es el primitivo, ya que este quedó ahogado a raíz de la construcción del pantano. Este es un lugar donde el ocio juega un papel importante, pues recibe un buen número de visitantes (muchos de ellos alemanes) que llegan dispuestos a pescar siluros (se han capturado piezas de gran tamaño en este embalse) o a disfrutar de deportes acuáticos que nacen en su puerto deportivo. Como curiosidad, indicar que ha sido el lugar elegido, en varias ocasiones, por los regatistas de la universidad británica de Oxford, como lugar de entrenamiento y competición. La zona cuenta con camping y varios apartamentos turísticos.

En varios puntos de la comarca se encuentran excelentes yacimientos arqueológicos, que son el reflejo de los pueblos que han vivido por la zona. Uno de ellos es Villa Fortunatus, de origen romano y que obtuvo su nombre de uno de los mosaicos hallados. Aquí se encontraron restos, ya en 1879, de una vivienda que debió pertenecer a un romano de alto nivel. Este yacimiento está reconocido como el más importante a nivel de arquitectura rural, de todo Aragón, y se encuentra muy próximo a Fraga.

Puede encontrar pensiones baratas en el Bajo Cinca en este enlace.

Share